La fotógrafa que no quiso ser fotógrafa

En SugarFree Comunicación somos muy fans de la fotografía, y lo somos aún más de aquellos artistas anónimos sin pretensiones cuya concepción del arte no tiene vinculación alguna con el reconocimiento, la fama o la generación de réditos económicos.

Éste es el caso de Vivian Maier, fotógrafa con mayúsculas que durante toda su vida trabajó como cuidadora de niños, que acumuló cientos y cientos de carretes sin revelar con auténticas maravillas que nunca le proporcionaron ingreso alguno pero que ahora, años después de su muerte, le han concedido por casualidad el reconocimiento que merecía.

Una muestra ésta que podemos disfrutar en Madrid hasta el 29 de septiembre y que nos acercan a esta enigmática mujer que ha permanecido en la sombra hasta su descubrimiento allá por 2007. Hoy en día es una de las fotógrafas de más reconocido prestigio de la historia, y lo es gracias a obras como las que podemos contemplar en Bernal Espacio Galería (calle Libertad, 22, Madrid). No os lo perdáis, os aseguro que merece la pena.

Más info

The following two tabs change content below.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *